¡Hola!

Quieres crear cambios en tu vida pero te está costando más de lo pensabas...

Y te gustaría saber cómo conseguirlo.

Bien, imagina que esta chica, la que está paseando feliz por el camino, eres tú…

Cada día, desde que te levantas hasta que te vas a dormir, recorres el mismo camino.

Y, como ves, lo has pisado muuuuuchas veces porque el camino está muy marcado.

Pero ya está bien, seguir el mismo camino.

Es fácil, cómodo, seguro,…

Puedes hacerlo todo de modo casi automático sin tener que pensar en nada, como cuando llevas años conduciendo y lo tienes tan automatizado que llegas a casa sin darte cuenta de que has conducido hasta allí.

Sin embargo, un día, te das cuenta de que este camino ya no es el que quieres seguir utilizando… 

¿Qué crees que sucederá si dejas de utilizar este camino?

No se si te gusta hacer de Indiana Jones e ir campo a través (o has estado en la selva), pero yo tengo la mala costumbre de crear caminos cuando no los encuentro por el bosque y te puedo asegurar varias cosas:

¡Buf! ¿A que ya te está dando pereza esto de querer crear un camino nuevo?

Pues bien, te voy a contar algo que quiero que tengas muy en cuenta a partir de ahora…

Cada vez que quieres crear un cambio en tu camino,

requiere que dejes este camino principal tan bonito que llevas toda tu vida transitando, Para ponerte en medio de la maleza a abrir uno nuevo.

Y por eso te cuesta tanto…

Importante: mando un email 3 veces por semana. A veces más, a veces menos. Cada email te motivará, te ayudará, te enseñará y/o te hará reflexionar. Y casi siempre ofrezco mis productos y servicios al final.  Estás a 2 clicks de suscribirte y desuscribirte, no problem.

Para cumplir con el RGPD (Reglamento General de Protección de Datos) es necesario que leas y aceptes la política de protección de datos de la web. Tus datos serán almacenados en Active Campaign, un proveedor de email marketing que también cumple con el RGPD.

Si no lo ves claro, sigue leyendo porque…

Hay varios aspectos que nos están dificultando el cambio

https://picasion.com/

El primero, nuestra mente.

Nosotr@s, como humanos viviendo en la sociedad del bienestar, queremos estar delgad@s, felices y cambiar lo que nos apetezca cuando nos apetezca.

Sin embargo, nuestra mente solo quiere una cosa:

Sobrevivir.

Y entiende que:

  • Ahorrar energía
  • Acumular grasa
  • Y elegir lo fácil

Es el modo perfecto para hacerlo.  Así que, cambiar no entra dentro de los planes de nuestra mente.

Ahora te cuento el segundo motivo por el que cuesta tanto cambiar, pero si me permites… 

¡Buenas! Me llamo Marta

Y, aunque siempre me ha gustado leer libros de crecimiento personal, estudié psicología por “casualidad”.

Supongo que, por eso, en la carrera no entendía por qué NO nos estaban enseñando a solucionar los PROBLEMAS que tenía yo en mi vida cotidiana:

  • ¿Cómo dejar de posponer todo lo que me proponía (y no abandonarlo por el camino)?
  • ¿Cómo sentirme más segura y dejar de odiarme?
  • ¿Cómo dejar de ser taaaan tímida…?

Por suerte, descubrí el Coaching (también un poco por casualidad), la Psicología Positiva (nada que ver con Mr.Wonderful, tranqui) y leí, leí mucho, me formé y aprendí muuucho más.

Pero lo conseguí, me convertí en mi versión mejorada:

La nueva Marta 2.0.

No te creas, sigo aprendiendo a ser feliz, pero mejorando mis versiones poco a poco (voy por la 2.8, a ver si llego a la 3.0…).

¿Y por qué te cuento esto?

Porque nadie nos ha enseñado a afrontar lo que nos sucede en la vida, y mucho menos, a ser felices.

Sí, aprendiste a resolver una raíz cuadrada pero no te enseñaron… 

No sabemos cómo funciona nuestra mente, ni cómo nos podemos ayudar para ser más felices y, aunque tengamos muchas virtudes, hay situaciones de nuestras vidas, que no sabemos gestionarlas del mejor modo

Así que, efectivamente, el segundo motivo por el que nos cuesta cambiar es porque nos faltan las herramientas adecuadas para conseguirlo.

Y, aunque podría darte muchos otros motivos, me queda uno y creo que, en el fondo, es el más importante.  

El tercer motivo por el que nos cuesta cambiar es el más obvio

Y a pesar de eso, es el que menos tenemos en cuenta. 

¿Una pista?

Depende 100% de ti.

Si te unes a la Newsletter, no solo te enseñaré y te ayudaré a poner en práctica este tercer motivo que te está dificultando cambiar para vivir mejor, sino que te guiaré, paso a paso, hacia la versión más feliz de ti. 

¿Te imaginas tu cara en el espejo con una sonrisa amable, segura y satisfecha de ti y de tu vida?

"Gracias por entregarnos tus conocimientos 🙂
Sigo leyéndote cada vez que envías mails, eres muy inspiradora".
Ángela P.
"Marta hoy quiero darte las GRACIAS!!! Eres maravillosa y haces mucho bien con tu generosidad".
Vanesa T.

Si aún así no lo ves claro, te invito a seguir por aquí.